Abrir ventana CuantObserver: [SERIES] ¿Los norteamericanos saben apreciar las series? -->

31 mar. 2011

[SERIES] ¿Los norteamericanos saben apreciar las series?


El título que encabeza este post es la pregunta que más se repiten los seriéfilos extranjeros de EEUU. Dicha pregunta tiene su origen en diferentes causas: la cancelación de buenas series, el trato degradante que sufren algunas de ellas, la falta de respeto de productores y grandes cadenas televisivas hacia los fans... Pero la gran mayoría de estas razones obedecen a la más importante y omnipresente causa: las bajas audiencias. En este post no voy a criticar a los norteamericanos por no ponerse enfrente del televisor, solo voy a comentar  porque lo hacen y que consecuencias tiene ello. Este tema es importante, puesto que se relaciona en la raíz con un problema muy de actualidad, la tan famosa Ley Sinde.

Hace tiempo, desde que la televisión es televisión, ésta se ha regido por la audiencia. La audiencia dictamina cuanto dinero ganan los que se encuentran detrás de la "caja tonta", pues siempre se ha tratado de eso, de dinero. La audiencia siempre ha sido la tabla para medir cuanto puede costar poner un anuncio durante la emisión de lo que sea, dinero que, al fin y al cabo, sirve para financiar en parte las cosas que vemos y nos gustan, entre ellas, claro, las series.

Es por eso que los mandamases de las diferentes cadenas de televisión alrededor del globo siempre buscan productos que atraigan la atención de la gente, con la intención de publicitar los productos por los que han recibido  flujo financiero. En esta ecuación no entra la calidad de lo que se esté emitiendo, solo importa que atraiga. Por eso podemos encontrarnos, por ejemplo en España, con productos televisivos que solo  buscan llamar la atención y crear polémica a toda costa (aun a costa de la intimidad y vida de muchos "personajes") como podemos ver en "Sálvame" y derivados innombrables. Hay gente que ve estas cosas y a lo mejor esto que estoy diciendo sienta mal, pero es mi parecer y nunca lo cambiaré. Creo que si estos programas se pusieran en una cadena dedicada exclusivamente a "los temas del corazón", sería la cadena con menos televidentes de la historia.

Con las series pasa lo mismo. Dará igual la calidad que tenga, siempre que el público la vea y se enganche para verla rutinariamente cada semana. Habitualmente, los productores no buscan realizar productos arriesgados y de calidad, buscan lo que saben que gusta y le intentan dar un enfoque diferente, para así lograr algo que ya estaba (para asegurar la audiencia) pero con un toque personal.

Centrándonos en EEUU, de donde proceden la gran mayoría de series que seguimos, esto se demuestra con la creación de series procedimentales: series cuya historia y solución se plantea en un capítulo, que va seguido de otro con otra historia y así hasta el final. Es decir, donde no hay historia principal que se vaya desarrollando a lo largo de los capítulos, donde los personajes principales no evolucionan y donde cada capítulo supone un borrón y cuenta nueva. Ejemplos de esto son CSI, NCIS, House...No estoy en contra de estas series, de hecho sigo bastantes de ellas, pero su proliferación es alarmante. Y esto es así porque la audiencia las respalda.

La gente respalda estas series porque no supone un esfuerzo intelectual el seguirlas. No hay que acordarse del capítulo anterior. Incluso gente que no ha visto la serie nunca, puede verla tranquilamente. Es por eso que las audiencias castigan a las series que nos cuentan una historia llena de matices y que necesita de muchos capítulos para desarrollarse. La gente no quiere hacer un esfuerzo en acordarse en cosas ocurridas semanas anteriores, incluso meses, y con el paso de los capítulos empiezan a perder el interés por las cosas que no se captan, porque saben todo lo que tienen que esperar hasta que se resuelva todo.

Es por esto que series de calidad, pero que no son procedimentales, sufren mucho con el tema de las audiencias, lo que no les permite desarrollarse de manera adecuada, aguantando cambios inesperados con tal de atraer a la gente e intentar no perder la que ya tienen. Casos como estos los podemos encontrar con Fringe, Chuck, V...

Pero entiendo a los norteamericanos, me ha costado, pero les entiendo. Ellos son como nosotros, solo que ellos tienen los capítulos en la televisión y no tienen que esperar un día para verlos. Pero trabajan, estudian, salen de casa...igual que nosotros. Ellos también pueden dejar de ver una serie durante un día y esperar a verla cuando quieran en su ordenador y sin anuncios. Cómodamente, y pudiendo verse maratones de capítulos si tienen algunos atrasados.

Querer obligarles a ver nuestras series para que éstas no desaparezcan es egoísta. Ellos tienen igual de derecho a disfrutar de la series, un arte en auge en los últimos años (gracias Lost), igual que el resto de personas de todo el mundo. No podemos ponerles ataduras para que durante una hora determinada vean algo.

El problema es que el futuro ya no es la televisión. No todo debe medirse por el duro látigo de las audiencias, sino por la calidad. El futuro es Internet y saber aprovecharlo. Eso que la Ley Sinde intenta impedir. Y no lo olvidemos, Internet somos todos.

4 comentarios:

Razor dijo...

Genial como siempre J, como se nota que eres de letras :D

Lo que has expuesto se puede decir más alto pero no mejor.

J J dijo...

Jajajajaja gracias tio, no es para tanto, pero tenía ganas de decirlo :D

Valentin90 dijo...

Muy bueno Jota, aunque (por desgracia...) no se yo realmente si una cadena de televisión que sea exclusivamente del corazón tendría la que menos audiencia, de hecho diría que es al contrario xD. Aun así, tal y como dices, tenemos que darle las gracias a Lost por haber hecho ver a la gente que una serie con una trama continuada (y encima de las más complejas para analizar y recordar) puede llegar a triunfar en este mundillo, esperemos que sea una luz de esperanza para otros jaja. Repito, genial reflexión J.

Andy-M dijo...

buena reflexion con escopeta en mano :)

Publicar un comentario